Salmo 86

El salmo 86 consta de 17 versículos. También es conocido como Oración pidiendo la continuada misericordia de Dios. Es uno de los salmos pertenecientes al Libro de Los Salmos católico (que es uno de los libros de la Biblia).

A continuación podrás leer (y bajarte) el salmo cristiano número 86 completo y en lenguaje actual.

salmo 86

Versículos del Salmo 86

Versículo 1

Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame,
Porque estoy afligido y menesteroso.

Versículo 2

Guarda mi alma, porque soy piadoso;
Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.

Versículo 3

Ten misericordia de mí, oh Jehová;
Porque a ti clamo todo el día.

Versículo 4

Alegra el alma de tu siervo,
Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.

Versículo 5

Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador,
Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Versículo 6

Escucha, oh Jehová, mi oración,
Y está atento a la voz de mis ruegos.

Versículo 7

En el día de mi angustia te llamaré,
Porque tú me respondes.

Versículo 8

Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses,
Ni obras que igualen tus obras.

Versículo 9

Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor,
Y glorificarán tu nombre.

Versículo 10

Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas;
Sólo tú eres Dios.

Versículo 11

Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

Versículo 12

Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón,
Y glorificaré tu nombre para siempre.

Versículo 13

Porque tu misericordia es grande para conmigo,
Y has librado mi alma de las profundidades del Seol.

Versículo 14

Oh Dios, los soberbios se levantaron contra mí,
Y conspiración de violentos ha buscado mi vida,
Y no te pusieron delante de sí.

Versículo 15

Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente,
Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,

Versículo 16

Mírame, y ten misericordia de mí;
Da tu poder a tu siervo,
Y guarda al hijo de tu sierva.

Versículo 17

Haz conmigo señal para bien,
Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados;
Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste.

Descargar Salmo

Desde aquí puedes descargar el salmo 86 en PDF para imprimir.

Otros salmos

Esperamos que te haya gustado este salmo, si quieres echa un vistazo al resto salmos del Libro de los Salmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *