Salmo 25

El salmo 25 consta de 22 versículos. También es conocido como David implora dirección, perdón y protección. Es uno de los salmos pertenecientes al Libro de Los Salmos católico (que es uno de los libros de la Biblia).

A continuación podrás leer (y bajarte) el salmo cristiano número 25 completo y en lenguaje actual.

salmo 25

Versículos del Salmo 25

Versículo 1

A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.

Versículo 2

Dios mío, en ti confío;
No sea yo avergonzado,
No se alegren de mí mis enemigos.

Versículo 3

Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;
Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.

Versículo 4

Muéstrame, oh Jehová, tus caminos;
Enséñame tus sendas.

Versículo 5

Encamíname en tu verdad, y enséñame,
Porque tú eres el Dios de mi salvación;
En ti he esperado todo el día.

Versículo 6

Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias,
Que son perpetuas.

Versículo 7

De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes;
Conforme a tu misericordia acuérdate de mí,
Por tu bondad, oh Jehová.

Versículo 8

Bueno y recto es Jehová;
Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.

Versículo 9

Encaminará a los humildes por el juicio,
Y enseñará a los mansos su carrera.

Versículo 10

Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad,
Para los que guardan su pacto y sus testimonios.

Versículo 11

Por amor de tu nombre, oh Jehová,
Perdonarás también mi pecado, que es grande.

Versículo 12

¿Quién es el hombre que teme a Jehová?
El le enseñará el camino que ha de escoger.

Versículo 13

Gozará él de bienestar,
Y su descendencia heredará la tierra.

Versículo 14

La comunión íntima de Jehová es con los que le temen,
Y a ellos hará conocer su pacto.

Versículo 15

Mis ojos están siempre hacia Jehová,
Porque él sacará mis pies de la red.

Versículo 16

Mírame, y ten misericordia de mí,
Porque estoy solo y afligido.

Versículo 17

Las angustias de mi corazón se han aumentado;
Sácame de mis congojas.

Versículo 18

Mira mi aflicción y mi trabajo,
Y perdona todos mis pecados.

Versículo 19

Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado,
Y con odio violento me aborrecen.

Versículo 20

Guarda mi alma, y líbrame;
No sea yo avergonzado, porque en ti confié.

Versículo 21

Integridad y rectitud me guarden,
Porque en ti he esperado.

Versículo 22

Redime, oh Dios, a Israel
De todas sus angustias.

Descargar Salmo

Desde aquí puedes descargar el salmo 25 en PDF para imprimir.

Otros salmos

Esperamos que te haya gustado este salmo, si quieres echa un vistazo al resto salmos del Libro de los Salmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *